21 noviembre, 2013 Admin OI

NUESTRA PRIMERA LANA DE ACERO

Uno de los efectos más agradecidos y espectaculares de la fotografía nocturna es la lana de acero. Alguna vez que otra habíamos escuchado hablar de esta técnica y habíamos visto alguna que otra fotografía con este efecto, pero nunca le habíamos dedicado el tiempo necesario para apreciarlo en todo su esplendor.

Paralelamente se dieron una serie de acontecimientos: por un lado comenzamos a visualizar la masterclass de Mario Rubio en el FNAC de Castellana (podéis ver los vídeos en la sección ‘Videos’ – ‘Vídeos Tutoriales’ altamente recomendable) y por otro lado vimos algunas fotografías de nuestra compañera Cristina BGC. Esto no hizo sino picarnos el gusanillo y comenzamos a ver con detenimiento las fotografías de Mario Rubio (simplemente espectaculares) y vimos el vídeo tutorial de Iván Sánchez, FUSKY, sobre la técnica de lana de acero (también podéis ver este vídeo en la sección ‘Video Tutoriales’)

Nosotros queríamos probarlo. Queríamos hacerlo con nuestras propias manos y ver los resultados. Nos pusimos manos a la obra.

Para la técnica lana de acero hay que tener varias cosas en cuenta, importantes, para que no haya ningún problema:

  • Sitio Hay que encontrar una localización donde se pueda practicar esta técnica. Pensad que los trozos que se desprenden queman, por lo que no se debe tener alrededor materiales o vegetación propensa a arder.
  • Condiciones climatológicas Mucho cuidado con el viento, ya que los trozos de lana de acero que se desprenden pueden no caer donde nosotros pensamos que van a caer.
  • Integridad física La persona que realice el movimiento tiene que protegerse las manos y la cara. Es aconsejable la utilización de guantes y gafas para evitar quemaduras e incidentes. PD.- El pelo también arde 🙂

En definitiva, no tomarse a broma este asunto para evitar problemas mayores.

Estábamos decididos a hacerlo y estábamos emocionados porque nos apetecía muchísimo. Se lo comentamos a varios compañeros de trabajo y a algún que otro amigo porque queríamos compartir con ellos esta experiencia tan increíble. Se apuntaron con nosotros nuestros amigos Rubén, Sara y María. Además nos acompañaron Pepe (primo de María) y Raúl Santoro, que es la mascota de Rubén 🙂 Ahora solo nos faltaban dos cosas: ver qué material nos hacía falta y encontrar una localización óptima para esta práctica.

Compras
En el vídeo de Fusky vimos los materiales necesarios:

  • Rodillo Un rodillo de pintor lo más simple posible. Cogiendo el rodillo al contrario que en su uso habitual (cogiéndolo desde donde se impregna la pintura) y haciéndolo girar se consigue ese efecto circular de la lana.
  • Cuerda La cuerda se ata en el mango del rodillo y su longitud determinará la amplitud de la circunferencia en el efecto final. A mayor cuerda mayor será la circunferencia a dibujar en el giro.
  • Pinza En el otro extremo de la cuerda se ata una pinza de papelería, de esas grandes de metal, y es aquí donde se colocará la lana de acero. Es importante que sea de metal para que no se queme cuando se prenda la lana y esto hará que se nos fastidie el efecto y además puede causar algún tipo de contratiempo.
  • Lana de acero La lana de acero se utiliza habitualmente para lijar madera.. y existen varios tipos de grosor: hay que comprar la más fina de todas que es la que arde con facilidad. La venden en cualquier gran superficie (IKEA, AKI, Leroy…) en pequeños paquetes y para que tengáis una referencia nosotros en esta experiencia utilizamos cada paquete para dos tandas.

Ruben_Prueba

Por supuesto no pudimos aguantar hasta el día que hiciéramos la práctica sin prender un poco jajaja así que cogimos un cable, atamos una pinza en un extremo y colocamos un poco de lana de acero que nos prestó un compañero. En la foto podéis ver el resultado: la lana de acero tarda unos 10 segundos en consumirse y al chocar contra suelo, paredes o techo, se aprecia un efecto súper chulo!

Sólo nos faltaba encontrar un sitio adecuado a nuestras necesidades y Gonzalo lo encontró. Hay un sitio abandonado en Talamanca del Jarama, Madrid (apartado, incluso hay que cruzar el río Jarama) y fuimos un día a hacer el replanteo del lugar. Es imprescindible conocer el sitio de día (no solo en la práctica de la lana de acero, sino en la fotografía nocturna en general) para comprobar que el entorno recoge todas nuestras necesidades y ‘ver’ la foto, saber qué foto vas a hacer y cómo la vas a hacer.

Este sitio es ideal: abandonado, se quemó hace un tiempo por lo que no había nada que pudiera prender, la poca vegetación que había o estaba muerta o verde y era amplio por lo que podríamos trabajar bastante bien y más viendo que éramos muchos los que íbamos.

Llegó el día y allí fuimos. A continuación os dejamos un vídeo donde podéis ver el ‘cómo se hizo’ el efecto para la foto y donde podéis escuchar a Gonzalo decir que con ISO 400 se le ha quemado jeje (a continuación pondremos los valores finales de la fotografía).

El gran protagonista de la fotografía es Rubén, que es la persona que sale girando el rodillo. Podéis observar en la fotografía que la circunferencia es prácticamente perfecta y no os podéis hacer una idea de lo difícil que es hacerla así. ES UN ARTIRSTA. Como podéis ver, él aparece detrás de la circunferencia y ésta es bastante amplia. Esta amplitud lo determina la longitud de la cuerda atada al rodillo y a la pinza que soporta la lana de acero, como hemos dicho anteriormente.

Lana_de_acero_550

Esta es la fotografía final y los datos son: f6 | 24 sg | ISO 100 | 18 mm. Las paredes está mínimamente iluminadas con linterna caliente y el suelo tiene flash con gel rojo para que ‘acompañara’ el fuego de la lana.

Fue una experiencia increíble. Nos lo pasamos genial, disfrutamos mucho y se lo recomendamos a todo el mundo. Ha sido nuestra primera experiencia con la lana de acero y por supuesto que no va a ser la última. Gracias a todos los que formaron parte de esta salida nocturna (a los que hicieron bocatas, a los que trajeron chuches… y además nos encontramos dinero en el suelo, aunque Sara decía que eran ofrendas y que no lo cogiéramos…). También dar las gracias a Mario Rubio y Fusky porque gracias a sus vídeos y fotografías han despertado en nosotros la necesidad y el placer de realizar este tipo de fotografías.

Tagged: , , , , ,