2 diciembre, 2013 Admin OI

PARPADEA Y MUERE

Nos ha pasado igual que con la lana de acero… viendo las fotografías de escenas de Fusky nos llevaba apeteciendo probar esta modalidad de fotografía mucho tiempo y finalmente nos calentamos.

El punto de inflexión fue cuando Gonzalo vino un día diciendo que tenía sitio para montar una escena: el pasillo de la casa de sus padres en Talamanca del Jarama, nuestro cuartel general. ¡Cojonudo! El pasillo de una casa con puertas a los lados era un sitio ideal para realizar este tipo de fotografías (recordándonos maravillosas fotografías de Mario Rubio con cátodos y flashes saliendo por las puertas laterales) y además es una casa vacía en invierno. Esto en cierta manera para nosotros era esencial, porque meternos en la casa de alguien un jueves desde las 22:00 de la noche hasta las 02:00 como que nos es plan… ¿no?

Comenzamos a darle vueltas a la posible escena: que si le metemos unos flashes en las puertas para que salga el destello de la luz por debajo de las puertas, que si pintamos el suelo con hilo luminoso o linterna roja para darle un toque siniestro, que si buscamos un asesino para caracterizarle con un hacha o motosierra, que si una víctima a quien asesinar y finalmente algún detalle siniestro tipo peluche o triciclo al más puro estilo de “El resplandor”. Vamos, lo típico, que nos flipamos sin haberlo hecho nunca y sin tener ni flores de cómo iluminar ni nada que se le parezca. Flipada pura y dura, ¡como debe ser!

Una vez visto el sitio y analizadas las diferentes opciones nos pusimos manos a la obra. Primero buscamos buena compañía para llevar a cabo la fotografía. En primer lugar se lo dijimos a nuestro ojito de pez María (protagonista principal de la fotografía final) y a David (Pope) para el papel de asesino. ¡Le venía que ni al pelo! Si queríamos iluminar las puertas laterales del pasillo necesitábamos llevar un par de flashes y por consiguiente un par de trípodes para sujetarlos e inicialmente Pope iba a ser junto a María protagonista inicialmente de la foto. Para ello se trajo ropa blanca y un delantal de esos verdes de pescadero. ¡Iba a ser la caña!

Como dato, a María le dijimos que iba a ser la víctima a la que Pope iba a atacar de camino al sitio 🙂

Os dejamos unas imágenes de la noche de autos y a continuación os contamos cómo la hicimos finalmente.


Finalmente la fotografía quedó de la siguiente manera:

El pasillo cuenta con tres puertas, dos al final y una a la derecha como a la mitad. Decidimos elegir ésta para colocar a Pope con un hacha e iluminarlo con flash y gel rojo, de tal manera que al lanzar el flash se reflejaba la puerta roja en la pared de enfrente y en ella se dibujara la silueta de nuestro asesino y su hacha. Elegimos gel rojo porque quedaba bastante bien en contraste con la luz blanca de María.

A María la pusimos en un primer plano porque quisimos que fuera la protagonista principal. En primer lugar porque obviamente es más agradable de ver que Pope (chistaco) y en segundo lugar porque nos moló cómo quedaba iluminada.

Inicialmente miraba hacia el libro que tiene en sus manos de forma inocente, pero se probó a que mirara a la cámara de manera no tan inocente y nos gustó. Y como nos gustó a todos así se quedó. La iluminación blanca del libro y la cara es de un teléfono móvil que tiene en el libro, de tal manera que ilumina éste y la cara de María.

Visto el resultado final no quisimos meter más detalles en la foto porque nos pareció que quedaba limpia, porque para ser nuestra primera práctica no estaba nada mal y a todo esto esto se sumaba que hacía un frío de tres pares de narices (salimos de allí con -3ºC) y que eran la 01:30 de la mañana.

Os dejamos los datos técnicos de la fotografía:

  • Canon EOS 550D
  • Objetivo Tokina 11-16 mm f2,8
  • Apertura f8,0
  • 9 segundos de exposición
  • ISO 100
  • Distancia focal 15 mm
  • Flash con gel rojo en la puerta

La fotografía final es la que ya habéis visto y conocéis. Esperamos que os guste y os animamos desde aquí a probar, porque te lo pasas de maravilla y como experiencia es lo mejor.

A la fotografía la hemos bautizado como Parpadea y muere.

IMG_0375_grande

¡AH! En una de las tomas Pope decidió cambiar el hacha por un muñeco de Mickey Mouse y ¡ninguno nos dimos cuenta!
IMG_0375_mickey

Tagged: , , , ,