24 noviembre, 2014 Admin OI

LA NOCHE NO ENTIENDE DE RUTINA | CAPÍTULO 2

Vivimos en un mundo frenético, lleno de prisas, con preocupaciones supremas del tipo “tengo que cambiar unos calcetines y la voy a liar como no tengan de mi talla”, con crisis de ansiedad, mala hostia de manera continuada y miles y miles de ejemplos que ahora no voy a relatar pero que no hacen más que afianzar mi teoría de que así en líneas generales la gente es gilipollas (incluido un servidor eh).

Hablando como aficionado a la fotografía y no como gilipollas social, os puedo asegurar que todas esas mamonadas nos dejan ciegos ante la enorme cantidad de estímulos visuales que están ahí fuera dispuestos a hacer de un día monótono y ruin algo un poco más llevadero. El problema es que no tenemos tiempo ni para mirar ni para observar. Lo que oculta el día a día puede llegar a ser algo estupendo si nos tomamos un poco de tiempo para saber sacarle todo su partido.

foto-1_webEste principio básico de saber mirar lo podéis encontrar en cualquier manual básico para iniciarse en fotografía y es la verdad suprema. Yo antes de comprarme una cámara y de empezar a ser un freak de la fotografía no veía más allá de mis movidas diarias. No me planteaba que sobre el puente de Pablo Ruiz Picasso se pudiera fotografiar una toma estupenda del Pilar, o de lo maravillosa magia que esconde el Palacio de Larrinaga cuando la noche empieza a caer. No sabía ni quería mirar porque para mí no suponía motivación alguna. Pero bendito día aquel donde empecé a cambiar esa tendencia. Comprendí que si los quehaceres diarios son los culpables de que no te quede tiempo para nada, la noche es el escenario perfecto para poder saciar ese apetito visual que el día no te proporciona.

Mi intención y mi objetivo como cazador nocturno siempre será esa, transformar una escena rutinaria bajo la luz monótona del día en algo sumamente extraordinario bajo la luz de las estrellas. Conquistar la copa de Europa de la fotografía nocturna e intentar plasmar de una manera diferente la otra Zaragoza que no somos capaces de disfrutar durante el día; La Zaragoza de la noche.

LA COPA DE EUROPA

Siempre me han gustado los cambios, los cambios no sé si serán buenos o malos pero aportan algo diferente, y en este caso el cambio al horario de invierno es un gozo para los cazadores nocturnos, entre los cuales me incluyo. Un gozo porque no tienes que esperar a que sean las 22 de la noche para salir al ruedo como ocurre en verano.

Así que siendo un Domingo a finales de Octubre, y viendo que el partido del R. Zaragoza que están televisando aburre supinamente, toca salir de caza para empezar a reafirmar el prologo con el que abro el capítulo 2. (Por cierto el R. Zaragoza ganó)

foto-2_webTodos los días cuando voy a trabajar paso por un puente desde el cual se divisa la Basílica del Pilar y desde que aprendí a mirar me ha parecido un sitio estupendo donde poder sacar una buena toma fotográfica. El problema es que cuando voy a trabajar la pereza es máxima y la propia desgana hace que ni me plantee parar en el susodicho puente para hacer de algo ordinario algo extraordinario. Pero hoy es diferente, hoy no voy a ir a trabajar, ya habrá tiempo para eso en Diciembre cuando los compradores compulsivos arrasen los centros comerciales en busca de las mallas de runners que llevaban buscando casi dos meses, así que toca sacar toda la artillería y hacer una buena caza nocturna.

Pero pese a que la motivación es alta, no es suficiente, así que me subo en el coche y elijo la que a mi juicio es una de las mejores canciones que se han hecho en los últimos años en España; La Copa de Europa de los Planetas.

foto-3_webTengo entendido que para el grupo Granadino esta canción es el reto definitivo, algo que tiene que ser sublime, excepcional, maravilloso e inigualable, y para mí la foto que tengo en la cabeza tiene que ser exactamente eso. No hay excusas que valgan, y toca auto exigirme lo máximo para conseguir ganar mi propia Copa de Europa.

Así que una vez en el puente, desarmo el trípode, apunto y justo antes de disparar ¡ERROR!, el puente-pasarela u obra de ingeniería civil (como se suele llamar ahora así) se mueve. Con vibraciones el trípode oscila y la cámara te domina a ti y no a la inversa que es lo que se supone que un cazador nocturno tiene que dominar. Lo primero que viene a la cabeza después de jurar en hebreo son las 4 palabras mágicas que cito Matías Prats allá por el año 1998 cuando en pleno directo las cosas no salieron como estaban planeadas; PERO ESTO QUE ESSSSSSSSSSSS (buscarlo en youtube que caen risas)

En fin, que no cunda el pánico, solo necesito que en una exposición larga de 30 segundos no pase ningún coche y solucionado!!; una mierda!!!! Aquí no hacen más que pasar coches y coches y hasta furgonetas de esas de reparto!!! Y no lo entiendo porque es Domingo y no es de apertura!!!! A dónde va la gente?????? XDDD

foto-4_webTodo se estaba complicando, hasta que pensé en una de las normas no escritas que se promulgan en este mundillo; haz fotos, da igual las circunstancias, haz fotos aunque sean movidas, borrosas o una puta mierda!!!, tú haz fotos que igual el resultado puede ser gratificante.

Y eso hice, empecé a mirar cuando los semáforos estaban en rojo para que no pasaran coches (o los menos posibles) e hice varias tomas que pese a no ser menciones de Copa de Europa se pueden asemejar a Europa League.

No obstante, algún día espero volver, parar el tráfico, contratar a un grupo de actores para que se despeloten y se manifiesten por ejemplo contra la escasez de carriles bici y sacar mi toma definitiva, mi propia Copa de Europa.

ÁLVARO JULIÁN MOÑUX

Tagged: , , , , , , ,