8 octubre, 2014 Admin OI

HABLEMOS DE ESTRELLAS: CIRCUMPOLAR

Si hablamos de fotografía nocturna una de las primeras cosas que nos vienen a la cabeza son estrellas. Esas fotografías con cientos, miles de estrellas en cielos despejados, entre las nubes que tanta satisfacción proporciona tanto al fotógrafo como al espectador de la fotografía final. ¿Por qué?

Las estrellas son fascinantes y el fotógrafo nocturno tiene la capacidad de jugar con ellas a su antojo o de la manera que crea más conveniente para conseguir su fotografía. Antes de explicar la forma en las que un fotógrafo nocturno puede utilizarlas en su fotografía y sus efectos, es necesario conocer su ubicación, sino de todas, por lo menos de la más representativa y que sirve de punto de partida para decidir qué hacer: la Estrella Polar o Polaris. Como decimos, localizar la Estrella Polar nos ayudará a desarrollar nuestra creatividad y mejorar nuestros encuadres, sin duda.

osamayorPara localizar la estrella Polar lo primero que hay que hacer es localizar la Osa Mayor. La Osa Menor en ocasiones es difícil de localizar, pero recordad la forma de carro que tiene.

Una vez hayáis localizado la Osa Mayor para localizar la Estrella Polar se debe prolongar 5 veces la distancia entre las dos estrellas del extremo del carro. Esta línea recta os llevará al extremo del carro más pequeño que es la Osa Menor, y más concretamente a la Estrella Polar. No hay lugar a confusión y sobre todo no os guieis por lo que se dice habitualmente de que la Estrella Polar es la que más brilla… porque no es cierto.

polarAhora bien, una vez hemos localizado el norte y más concretamente la Estrella Polar, tienes todo en tu mano para conocer cómo se comportarán las estrellas en tu encuadre, en tu fotografía. Es importante que el fotógrafo determine cómo quiere, o qué impacto va a tener el cielo y más concretamente las estrellas en su fotografía, esto es, si quiere estrellas fijas (puntos por así decirlo) o si por el contrario quiere que las estrellas aparezcan como trazas en su cielo, Habitualmente para evitar que aparezcan trazas de estrellas la exposición no debe prolongarse más allá de 30 segundos, ya que a partir de ahí comenzarán a apreciarse esas trazas, líneas, como consecuencia del movimiento de la tierra respecto a ellas. Sí, la tierra, has oído bien, las estrellas no se mueven, somos nosotros 🙂

Si has decidido que quieres trazas de estrellas, debes saber que si tu encuadre es con orientación Norte, estas trazas de estrellas formarán lo que se llama “Circumpolar”, es decir, las estrellas giran alrededor de la estrella polar que aparece inmóvil. Si por el contrario encuadras al Sur las estrellas aparecerán completamente horizontales y comenzarán a curvarse según se alejan. Y por último, si encuadras a Este u Oeste las estrellas caen en diagonal sobre la fotografía. Es importante conocer esto para determinar cómo el cielo y más concretamente las estrellas afectarán a tu fotografía y en la composición de la misma.

CIRCUMPOLAR

Como ya se ha mencionado, la circumpolar consiste en localizar la Estrella Polar en el norte y con exposiciones largas conseguir ese efecto giratorio de las estrellas alrededor de ella. Para que una circumpolar comience a tener algo de forma y sentido se recomiendan exposiciones mayores a 20 minutos, siendo más pronunciado el efecto cuanto mayor es la exposición. Son aconsejables diafragmas muy abiertos (f/3.5, 2.8, 1.8…) para no solo captar las estrellas más luminosas sino una mayor cantidad de ellas, para lo que también es aconsejable utilizar ISO alto (800, 1600, 3200…) siempre claro dependiendo de las circunstancias.

Para conseguir una circumpolar podemos hacerlo de dos maneras muy diferenciadas. En primer lugar podremos conseguirlo con una sola exposición muy prolongada (más de 20 minutos llegando incluso a ser de horas), pero esta opción sólo se podrá utilizar siempre y cuando las condiciones sean las óptimas, es decir, por ejemplo en noches de luna realizar una exposición de varios minutos no es posible ya que se quemaría la fotografía.

Para evitar esto lo que haremos será realizar muchas fotografías de tal manera que apilándolas se cree una sola. Pero ¿y cómo hacemos para iluminar la escena si después se van a apilar? ¿Se pierde esa iluminación? La respuesta es NO. Para realizar el apilamiento de imágenes se utilizan habitualmente dos aplicaciones y ambas gratuitas: Startrails o Starstax. Este software lo que hace es sumar la luz de cada una de las fotografías, es decir, predomina la luz sobre lo demás. Por esto lo aconsejable es iluminar (linternas, flash, leds…) la primera de las fotografías y la última, de tal manera que te puedas quedar con una de las dos para predominar sobre el resto y también así si la iluminación no es correcta en alguna de las dos, la puedas desechar y no te estropee la fotografía después de horas de lanzar fotografías.

Una vez tengas claros los parámetros de las fotografías y éstos ya estén fijos en tu cámara, debes utilizar un intervalómetro. El intervalómetro será el encargado de decirle a tu cámara el número de fotografías a realizar, el tiempo entre una y otra y el tiempo de exposición de cada una de ellas.

Veamos todo esto con un ejemplo que es como mejor se ven y entienden las cosas. esta fotografía es del acueducto de la Retuerta, en San Agustín de Guadalix, y no muy lejos queda en núcleo urbano.
cf
Para realizar esta fotografía se han empleado 62 fotografías con los siguientes datos EXIF:

  • 50 segundos de exposición
  • 11mm
  • ISO 400
  • f/2.8
  • WB 3250K
  • Tiempo entre fotografías 0 (aunque el intervalómetro por defecto te ponga 0)
  • IMPORTANTE: Quitar la reducción de ruido y en JPEG

De las 62 fotografías esta es la primera de ellas:
c01
Y las 61 restantes son exactamente iguales a esta (salvo por la ubicación de las estrellas, obviamente):
c02
Como se puede observar ha sido en la primera de ellas donde hemos aplicado la iluminación, para que en la fotografía final se sume la iluminación del acueducto, el arbusto y el suelo, a todas las estrellas que para una exposición final cercana a los 52 minutos forman esas trazas alrededor de la Estrella Polar inmóvil en el centro. Si esta misma fotografía la hubiéramos realizado en una sola exposición de 52 minutos la contaminación lumínica del centro urbano nos hubiera quemado totalmente la fotografía.

Esperamos que con este post os haya picado el gusanillo de salir e intentarlo. Es muy gratificante conseguir tu primera circumpolar porque como veis el efecto es muy atractivo.

Un saludo a todos y os dejamos más fotografías con ejemplos de más circumpolares.

 

Tagged: , , , , ,

Comment (1)

Comments are closed.